El signo de las comillas

El signo de las comillas no es más que un valor ortográfico doble que sirve para destacar las ideas más importantes de un texto.

Su utilidad también recae a las citas textuales o alguna frase que lo amerite dada su estructuración gráfica.

Originalmente las comillas en sus inicios fueron creadas con la intensión de resaltar aquellas ideas importantes que podrían estar presentes en un trabajo o libro.

comillas signo

Luego, con el pasar del tiempo fue cuando los mismos lingüistas le dieron otros usos y objetivos que también estaban de acuerdo a su estructura.

Tipos de comillas

Es uno de los pocos signos ortográficos que está conformado y disponen de algunos tipos, tales como:

Las comillas angulares, latina o españolas (« »)

Su uso es muy recomendado por la Real Academia Española (RAE) pero, si bien es cierto, no está disponible fácilmente en los teclados de las computadoras y dispositivos electrónicos.

Es una de las más vistas en los medios de comunicación y la estructuración de algunas investigaciones o trabajos importantes.  

Las comillas inglesas (“ ”)

Su utilidad solo es válida cuando todas las opciones en el entrecomillado han sido agotadas, pues es su valor está destinado a ser como segunda instancia.

También es válido usar  las comillas inglesas cuando se necesita resaltar una idea dentro de las angulares.

Las comillas simples (‘ ‘)

Tal y como su nombre lo indica, las comillas simples son aquellas conformadas por una raya oblicua muy sencilla.

Su utilidad será para los casos donde se busque destacar un valor en el texto pero carece de fuerza o validez en una cita textual. Son utilizadas por dar menor fuerza en los textos.

¿Cómo usar las comillas correctamente?

El uso de las comillas se da a través de la experiencia la práctica, pero en líneas generales se deben tomar en cuenta las siguientes reglas:

Las citas textuales

Este es uno de los mayores usos de las comillas, pues son el signo ortográfico perfecto para transcender la idea de alguna persona tal cual a cómo se pronunció.

En el caso de las citas muy largas, lo válido es otorgarle un sangrado mayor y colocarlo en versión cursiva para sea un poco más notorio.

Claros ejemplos como:

  • Nicolás Maduro: «El fascismo jamás se apoderará de la patria venezolana»
  • Donald Trump criticó «el cinismo» del consejo en acusarlo.
  • «Fueron sus amigos los que asesinaron a José Luis»: Vecino del asesinado en El Palotal.

Señalar un aspecto resaltante a una palabra

Resaltar una palabra o expresión es otro de los usos comunes a las comillas por lograr que el lector le dé más prioridad a dicho vocablo.

Tanto la ironía, vulgaridad o voz activa requieren a colocación de las comillas con las letras cursivas para darle mayor fuerza.

Claros ejemplos como:

  • Mis vacaciones han sido «durísimas».
  • Los bancos están alertando que existe posibilidad del que se esté haciendo fraude por «phishing»
  • Aquella casa de la esquina tiene un «no sé qué» muy bonito que me atrae.

Solo en el caso de los medios de comunicación es que se puede utilizar las comillas simples, quedando de esta manera:

  • Las ‘App’ son las responsables de que los niños no gusten de hacer ejercicios.
  • El mundo tecnológico es cada vez más ‘asfixiante’

Delimitar el tamaño de un título

Durante el desarrollo de cualquier publicación o texto sobre el cual se menciona un título general, lo mejor es ubicar este nombre entre las comillas y continuar con el complemento, quedando de esta manera:

  • «La biblioteca de Babel» cuenta con un relato del famoso libro Ficciones.

Marca la longitud de algunos valores importantes

Cuando se habla de delimitar la longitud, hace referencia a transcender los nombres de leyes, planes, programas, proyectos, asignaturas, entre otros valores.

Son utilizados para los casos muy largos, donde el escrito necesita colocar con mayúscula la inicial  la primera palabra, por ejemplo:

  • «La lingüística aplicada a la enseñanza del español como una de las primera lenguas extranjeras»

¿Cómo se utilizan las comillas con los espacios y los puntos?

Esta es una práctica muy sencilla en relación a las otras reglas que preceden las comillas, pues se realizan de la siguiente manera:

  • Las comillas de apertura se escriben pegadas al primer elemento que se vea, el fragmento queda enmarcado y se cierra al último valor sin dejar espacio.
  • Cuando se está en presencia de un punto, coma, punto y coma y los dos puntos; lo válido es escribir fuera de estos elementos las comillas de cierre.

Aprenda: En estos casos NO se usan las comillas 

Aunque son condiciones gramáticas que se estudian en los primeros años de educación básica, se olvidan con el tiempo pero estos son los casos que no llevan las comillas:

  • Los nombres propios, acrónimos o siglas de los lugares no llevan comillas en ninguno de sus casos.
  • Las colecciones editoriales, los libros sagrados o sus títulos no llevan comillas en ninguno de sus casos.

Ejemplos comunes con las comillas

Estos son algunos de los ejemplos comunes para la conformación de las comillas:

Uso para refranes

  • Bien los dice el refrán popular de mi abuela: «El león no es como lo pintan las ovejas».
  • Mi papá solía decirnos a mi hermana y a mí que «a caballo regalado no se mira los colmillos».
  • Tal y como lo dijo mi entrenador «tenemos equipo y debemos esforzarnos por mejorar cada día».
  • «Tendremos un mundo libre el día que dejemos de pensar en nosotros mismo y lo hagamos en pro a los ideales del mundo».

Distinción de palabras extranjeras vulgares o con sentido irónico

  • Cualquiera cree que sus familiares le están ayudando a «ahorrar» el dinero.
  • La paloma blanca emprendió el vuelo por los «aigres».
  • Ella perdió el más valioso «souvenir» de su gran amor.
  • La «fiesta» dicen que fue muy aburrida.

Comentarios

  • La interjección «¡ay!» sirve para expresa estados anímicos.
  • El término «mármol» para algunas lenguas es grave.
  • La voz «leitmotiv» proviene de la cultura alemana.

Deja un comentario